All fields are required.

Close Appointment form

Odontopediatría

mora-pavic-frase-odontopediatria
Te contactaremos a la brevedad.
Recuerda preguntar por los planes de Financiamiento, bonos de descuento y Muchos beneficios para sonreír con seguridad.

Nada se compara con la sonrisa de un niño.

Si para un adulto es complejo ir al dentista, más lo es para un niño. Por eso en la Clínica Dental Mora Pavic, hay odontopediatras, preparados para tratar con pequeños desde los cero años hasta los 12 años.
Con técnicas modernas y métodos más empáticos, previenen y tratan las enfermedades que pueden afectar a los dientes de los niños. Además, el odontopediatra ayuda a supervisar el correcto desarrollo dento-facial del menor y a enseñarle la importancia de una adecuada técnica de cepillado.

Se debe tener presente lo importante que es la primera visita al dentista. Según esta experiencia, será su actitud frente a atenciones posteriores, incluso cuando adulto. Por ello es importante visitar al odontopediatra lo más temprano posible, para que en caso de existir daño éste sea detectado cuando esté iniciándose, haciendo así que las sesiones sean cortas y menos invasivas.

¿Cuál es la forma correcta de cepillar los dientes de los niños?

Lo más importante es que consultes con un odontopediatra para que desde temprana edad te vaya guiando para cuidar correctamente la higiene bucal de tu hijo. Pero dentro de las recomendaciones generales están:

  • Limpiar con un paño de algodón las encías de las guaguas después de tomar la leche.
  • Cuando aparecen los primeros dientes debe cepillarlos después de cada comida, uno por uno.
  •  El cepillo para niños debe ser de cerdas suaves y tener el tamaño indicado para la edad de su hijo
  • Cuando le indique su dentista debe comenzar a usar pasta de dientes adecuada para la edad del niño, pero en cantidades pequeñas, del tamaño de un grano de arroz o del de una arveja. Esto es para evitar el exceso de flúor
  • Enséñale desde un comienzo a enjuagarse la boca sin tragar el agua y la pasta de dientes
  • Recuerda limpiar la lengua de tu hijo cada vez que cepilles sus dientes, pues es un lugar que acumula muchas bacterias
  • Cambia su cepillo cada vez que veas que las cerdas están gastadas, abiertas o aplastadas

“Hay niños a los que les molesta más que les cepillen los dientes, estamos hablando de pequeños de 4 – 5 años, a esas mamás les podemos recomendar que prueben colocando a sus niños acostados mirando algún juguete o libro. Así se relajarán y podrán abrir sus boquitas con mayor facilidad y limpiar uno a uno sus dientes”, recomienda Dra. Tamara Gallegos, odontopediatra de Clínica Mora Pavic Odontología.

Hay distintas técnicas para ayudar a los niños a mantener sus dientes limpios, pero recuerde que lo más importante es que no puede delegar el correcto cepillado a un niño pequeño, debe ser supervisado y realizado por un adulto hasta los 9 años mínimo.

En cuanto a la primera visita al odontólogo, la Academia Americana de Odontología Pediátrica solía aconsejar que fuera alrededor de los 3 años, sin embargo, teniendo en cuenta que muchos niños ya tienen caries cuando comienzan su etapa escolar, el consejo ha cambiado para hacer esta visita seis meses después de la aparición de los primeros dientes y a más tardar antes de los doce meses de vida.

La erupción de los primeros dientes suele comenzar a los 6 meses aproximadamente con los incisivos centrales inferiores. A los 8 meses erupcionan los incisivos centrales superiores, seguidos de los incisivos laterales inferiores, luego los superiores y luego erupcionan simultáneamente los caninos superiores e inferiores, luego el primer molar temporal y por último alrededor del 24 meses los segundos molares temporales. Recuerde que los dientes de leche son tan importantes como los definitivos y es posible conservarlos sanos.

La higiene dental del bebé se debe comenzar cuanto antes y no esperar a que salgan los primeros dientes, la leche artificial que se le da al bebé tiene alto contenido en azúcares, así que una manera correcta de proceder sería cogiendo una gasa con los dedos y pasarla suavemente por la encía del bebé donde posteriormente saldrán los dientes. A medida que el número de dientes aumenta se debe usar un cepillo de dientes pequeño y suave. El cepillado debe ser asistido por un adulto. Se aconseja tener un cepillo en el jardín y otro en la casa. Desde los 4 años, si controla deglución el niño(a) ya puede usar pasta dental infantil en pequeña cantidad (tamaño de una lenteja). Recuerde: La responsabilidad de la dentadura de los niños es esencialmente de los padres.

A los 6 años (algunos niños antes, otros después), se inicia el recambio de dientes con los incisivos centrales inferiores, el cual es detectado sin problemas por los familiares, a diferencia del 1º molar permanente o molar de los 6 años, que aparece detrás de los molares temporales, sin que haya otro diente que se cambie, esta es la razón por la que generalmente pasa desapercibida su aparición en boca y muchos padres piensan que es un diente temporal. Este molar de los 6 años es importante sellarlo cuando aparezca en boca para protegerlo de las caries y es el responsable de cerrar los espacios que generalmente existen entre los molares temporales, con lo que se dificulta la limpieza entre estos dientes, facilitando la formación de caries.

Fundamental valorar la ingesta de alimentos azucarados y siempre teniendo en cuenta que los más retentivos son los más cariogénicos (un caramelo blando o caluga es más cariogénico que una bebida azucarada). Promover colaciones no cariogénicas durante jornadas en jardines infantiles y colegios. Acostumbrar al niño a la fruta natural, agua potable sin agregados y, en lo posible, consumir leche con poca azúcar. Si tiene que acostar a su niño con la mamadera o el chupete, llénelo solamente con agua. Chupar por mucho tiempo la mamadera o un chupete que contenga o esté mojado con otros líquidos puede dañar los dientes de su hijo (a). El deterioro dental (las caries) causado por el uso de la mamadera y del chupete, es uno de los problemas más frecuentes en los niños de menos de tres años de edad.

Algunos niños pueden tener mayores probabilidades de padecer caries, por ejemplo aquellos que acostumbran dormir con objetos en la boca o quienes permanecen gran parte del día usando un vaso u otro tipo de recipiente para beber líquidos. En estos casos las visitas preventivas al odontólogo se harán cada 6 meses. En los casos de menor riesgo, el pediatra será el encargado de recomendar la frecuencia. Otro factor de riesgo que se debe tener en cuenta es la herencia. Si los familiares del niño o de la niña han tenido episodios recurrentes con padecimientos dentales, se aconseja visitar cada 6 meses al especialista para que, en caso de ocurrir, detecte tempranamente problemas de este tipo.

Pide tu hora aquí

×
Llámanos y responderemos todas tus consultas

22 656 90 60

×